A veces creemos que somos nosotros los que elegimos
nuestras pasiones, pero realmente son ellas las que de una u otra forma nos
eligen a nosotros, sin opción a escapar de sus dulces y adictivas redes. Es lo
que hace ya unos años, me paso a mi.. sin buscarlo, la que hoy es mi gran
pasión, me encontró, y sumergida entre pinturas y papeles me deje cautivar por
un mundo que para mi era desconocido hasta entonces... Y a veces las
pasiones, caprichosas, hacen que las personas que se someten a su embrujo se
encuentren y compartan la magia de crear algo inspiradas por las musas que
juguetonas disfrutan saltando de un lugar a otro de la mente hasta dar con la
formula exacta.. eso nos paso a nosotros.. y aun hoy.. cada reto.. cada
proyecto.. nos llena de ilusión.. y nos hace esforzarnos cada vez mas para
lograr no solo la magia.. sino la perfección.. en un mundo perfectamente
imperfecto

martes, 28 de octubre de 2014

Marmita decorada

Y un tiempo después, no pude resistirme a hacer una a tamaño real, que decora un rincón especial de mi casa... la compre en un viaje a Asturias en la que descubrí un pequeño local donde dormitaban pequeños tesoros.. y este tesoro, aun sin decorar, me acompaño en mi viaje de vuelta... fue especial, porque con el me anime a ampliar mis conocimientos en talleres que hacen que la imaginación no tenga limites

 
unas primeras manos de imprimación para preparar la base


después de una suave lijadita, la base en color organza de artis... para después poner las aplicaciones con el papel de arroz que elegí... y para las asas, pequeños toques con pincel seco del color en el que luego estarcí varios motivos

un pequeño estarcido con varias plantillas de artis, en color azul adriatico, de esta misma casa, y para terminar, varias capas de barniz satinado para proteger el trabajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario